lunes, 21 de noviembre de 2016

PALABRAS SINCERAS NO A LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Vídeo en el que los niños/as se enfrentan a preguntas de difícil respuesta.
PALABRAS SINCERAS
STOP VIOLENCIA DE GÉNERO
La solución está en el la educación.

lunes, 14 de noviembre de 2016

CAMBIO METODOLÓGICO FRENTE A EXPERIENCIAS

Yo, como muchos docentes con ganas de mejorar su labor, me aventuré y me apunté a un montón de modas con la esperanza de encontrar el cambio educativo deseado. Ahondé y profundicé en varias de ella pero ninguna me ofrecía nada más que experiencias puntuales. No encontré el cambio educativo (metodológico) en ninguna de ellas.
Entiendo y comparto la idea de que hay que tirarse a la piscina sin mirar si hay o no agua, arriesgarse, meter el cuerpo e impregnarse de aquello que puede ser una pequeña iniciativa que modifique el proceso de enseñanza que hemos heredado desde la revolución industrial. Pero, desde mi punto de vista, todo lo que se introduzca en el aula debe tener un sentido, un objetivo claro, que unido a otros conformarán individuos capaces de cambiar el mundo. 
La desobediencia entendida como proceso ordenado de la duda, de la incredulidad ante todo, está por encima de cualquier moda. Propiciar el cambio metodológico basado en los individuos es la esencia de mi modo de entender la escuela. De la mano de la sociedad, comprendiéndola, criticándola estudiando su historia, analizando el comportamiento humano a través de las diferentes áreas de conocimiento es como el individuo crece, desobedece y asienta sus grandes valores, generando un pensamiento autónomo y propio. 
Las emociones y las motivaciones siempre unidas son las que generan un aprendizaje que logra hacer discernir entre el bien y el mal, entre la verdad absoluta y la mentira ciega. 
¿Qué necesita nuestro alumnado? Yo no lo sé, por eso no aconsejo a nadie, ni doy pautas. Sé qué necesita mi grupo, con una idiosincrasia propia. Lo sé porque me lo han dicho, lo sé porque estoy todo el día con ellos/as. No tengo ni idea de lo que necesitan el resto de alumnos. 
Desde mi punto de vista, " enseñar a pensar" no sólo es una frase bonita, es necesaria, al igual que "perder el miedo a equivocarse". Plantear dudas de todo lo que ocurre a nuestro alrededor, ejercer la sorpresa en el descubrimiento, descansar y reírse un rato... son lo elementos básicos de la educación. Los niños juegan porque es su deber. 
Intento, unas veces con éxito y otras con ninguno, desarrollar la inteligencia emocional que en la vida cotidiana se usa mucho más que la que mide el CI. Una se puede aprender y la segunda nada podemos hacer. 
Como me ha dicho un pajarito de 10 años que vive conmigo "no hay que aprender a volar sin saber soñar"

domingo, 13 de noviembre de 2016

MI GUITARRA ES GUAY O NO...

Tal vez la imagen no vale siempre más que mil palabras. 
No, no estamos todo el día cantando, no estamos todo el día, escribiendo canciones. Concretamente estamos con Julieta, mi guitarra, cinco minutos al día, concretamente nada más entrar a primera hora. ¿Por qué? Entrar cada mañana al aula con toda "la manada" dormida y empezar a cantar una canción, consigue diferentes efectos. Por un lado la mayoría van despertando y sus sinapsis neuronales se reactivan, no es científico el estudio, es visual, es decir,  empiezan a despertarse. Por otro lado, aflora un sentimiento de pertenencia a un grupo del que quieren seguir formando parte. Podría añadir más cosas, con dos me vale, para justificar ante ciertas personas, que tocar la guitarra en clase con mis alumnos/as, no es hacerme el "guay". 
De hecho, me he encontrado a lo largo de los últimos días, ciertos individuos, que me han hecho comentarios del tipo "lo tuyo no es lo mejor", "eres un guay", tras dar mi opinión acerca de según qué experiencias con robots, que desde mi punto de vista son magníficas pero que yo nunca usaría, de momento. 
No pienso que usar tal o cual dispositivo, sea ni bueno ni malo, ni mejor ni peor, de hecho yo uso tabletas. Mi opinión es que, tal como yo entiendo la educación, o mejor dicho el proceso de aprendizaje, no veo cabida en a unos dispositivos que tienen un enorme potencial pero que yo todavía no se lo veo. 
En relación a los procesos de pensamiento, se ha puesto de moda el término "Pensaniento computacional" . Bueno, por lo que he podido saber, está muy relacionado el pensamiento ordenado y abstracto, por premisas, causa-efecto, ... sin embargo la primera entrada de Google dice: […] En palabras de la propia Wing “el pensamiento computacional implica resolver problemas, diseñar sistemas y comprender el comportamiento humano, haciendo uso de los conceptos fundamentales de la informática”. Bien, dentro de esta definición aparece "comprender el comportamiento humano", algo que jamás nos paramos a desarrollar. De esta manera, huyendo de paradigmas educativos, mi visión de la escuela es exactamente eso, y una vez comprendamos y comprendan, los niños, el comportamiento humano, podré intentar buscarle un "lugar" a todo lo demás. Por suerte mi guitarra puede ser guay, sí, pero no para mí, para los niños/as, como es guay, crear poesía, hablar de lo que nos pasó ayer, investigar la reproducción, o saber cuándo hemos de usar el concepto de división. 
Mi guitarra, durante los primeros cinco minutos de clase es necesaria para la realidad social y educativa que tengo entre manos, lo mismo que la pdi o la tableta...
Las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene. 

jueves, 14 de julio de 2016

SIN EMOCIÓN, SERES MISERABLES

Tras la muerte del torero Victor Barrio en la plaza de Teruel, hubo una avalancha masiva de mensajes miserables de unos pocos que se denominan animalistas. Yo comprendo, entiendo a aquellos que condenan la tortura y muerte infringida durante las corridas de toros, pero mi limitación intelectual no comprende a aquellos/as "personas" que se mofan de la muerte de un ser humano, que se cagarán en su tumba y mearán en las flores de las coronas. 
¿Qué hemos hecho desde la escuela para que este tipo de individuos lleven al extremo su crueldad? 
Una vez más se demuestra que, desde el ámbito educativo, trabajar el campo emocional es más que necesario. Valores empáticos y democráticos, son imprescindibles en el cuadro de contenidos transversales de la educación. Establecer un argumentativo de uno u otro tipo, reforzar estrategias de aprendizaje, desarrollar emociones, ayudan a construir seres humanos críticos, con pensamiento divertente, capaces de cambiar el mundo desobedeciendo, dentro de un orden establecido que, por lógica, inocula el respeto por pensamientos diferentes al propio. 
El trabajo de las emociones genera seres democráticos que aceptan la diversidad y no imponen sus ideas. 

Apostemos por una educación libre y desobediente con aquellos ámbitos que propician una inteligencia estrecha y  desestima la capacidad de pensamiento de las personas. 



domingo, 15 de mayo de 2016

Mi hijo no será futbolista

Tras ver diferentes formatos en televisión de concursos de niños con barba emulando a los mejores cocineros, al cantante de más éxito, en busca del niño con LA VOZ más completa, me detengo a pensar en los equipos de fútbol escolares que, a modo de extraescolares, nos venden como horas formativas, socializadoras y lúdicas. Aquí, detenido pues sobre estos equipos, observo desde fuera y desde dentro, la intensa competitividad que existe por lograr el éxito, importando muy poco los niños, sus sentimientos, sus emociones incluso sus capacidades. 
Da igual cómo puede sentirse un niño con poca capacidad o habilidad para jugar aunque esté con sus amigos, es secundaria la formación en valores y el aprendizaje porque si no ganan no vale para nada. Hace tiempo leí que los padres y madres deben preguntarle a su hijo qué tal se lo han pasado tras un partido, y es cierto. Pero en ese artículo no decía nada acerca de preguntarle sobre qué tal se lo ha pasado viendo a sus compañeros y no participando de la actividad. Pues bien, cada fin fin de semana me toca hablar con mi hijo y no para preguntarle qué tal se lo ha pasado sino para animarle y decirle que no pasa nada por no jugar, para hacerle olvidar el rato que ha pasado aburrido viendo como los demás disfrutaban corriendo tras un balón. Me toca preguntarle qué quiere hacer por la tarde, qué le apetece ver en el cine o si prefiere jugar conmigo en el parque. 
Es frustrante ver a un niño de 10 años con una etiqueta de "no vales para esto" y que se dé cuenta de que en esta vida , en este mundo, en esta sociedad el éxito es lo que realmente importa incluso si eres una persona en formación. 
Mi hijo no será futbolista, ni creo que en sus sueños esté el serlo, afortunadamente. 
Mirando el lado positivo, se lleva un aprendizaje real sobre cuál es la idea de sociedad en la que vivísimos y cuáles son los valores que importan. 
Ya me encargaré yo como padre de explicarle que cada uno tiene sus limitaciones y sus virtudes y, con sencillez y humildad, sacar lo mejor de uno mismo en el campo de la vida donde se sienta más cómodo.
De sus estados de desánimo se lleva un aprendizaje emocional que, tal vez, esté recibiendo demasiado pronto. 




martes, 22 de marzo de 2016

CARTA A ALBERTO ROYO CON COPIA A SÓCRATES

Respetado compañero:
Me dirijo a ti, porque ya había leído algo sobre tus opiniones acerca de lo que debe ofrecer la escuela. He de decirte que me sorprende bastante encontrar estas ideas ancladas en una educación que no enseñe a pensar y fiel reflejo de la  sociedad de hace dos siglos, en la que la escuela formaba borregos para la revolución industrial, analogismo que podemos encontrar en la película TIEMPOS  MODERNOS. Admiro tu honestidad a la hora de defender tu idea en un momento en el que un gran número de maestros y maestras estamos intentando  dar un giro a la escuela para que vuelva a ir de la mano de la sociedad  actual, una sociedad que demanda individuos sociales, críticos, creativos y autónomos con capacidad de iniciativa. La sociedad actual demanda individuos capaces de resolver situaciones complejas de manera innovadora y con la valentía y esfuerzo suficientes como para entender que el individuo que tiene a su lado puede ofrecerle ayuda, conocimientos y, en definitiva, significatividad en el aprendizaje. 
¿Para qué necesita un niño saber la lista de los reyes godos? Tal vez le pueda servir para ganar un concurso de televisión. ¿Cuántas veces has utilizado en el último año en tu vida cotidiana un papel y un lápiz para realizar una división necesaria? Supongo que respuesta es nunca porque tienes un móvil con calculadora. 
No puedes decir, dentro de tu honestidad, que tu método no es memorístico, porque sí lo es. De hecho, me sorprende que lo niegues, y defiendas a ultranza que eso es aprendizaje, ya que tu amplia formación pedagógica te ha demostrado que mantener un método cuyo objetivo es reproducir los conocimientos del maestro /a en un examen no genera aprendizaje. Tu formación te ha demostrado que todo lo que emociona genera aprendizaje. 

Querido compañero, la sociedad la forman los individuos, con todas sus capacidades e intereses. Todos somos importantes de alguna manera. La cooperación entre iguales fortalece la convivencia, la resolución de conflictos y, por consiguiente, se refleja en la sociedad inmediata. De esta manera, y tu formación te lo dice, la labor del docente es sacar lo mejor de cada niño/a, potenciar sus capacidades y elevarlas al máximo exponente. Eso es ser maestro. Ser maestro no es tener el título de magisterio y repetir los contenidos de un libro de texto, que una serie de "expertos" han determinado como necesarios para el alumnado. Pero ya lo sabes. También sabes que el mérito y el esfuerzo depende de las capacidades intrínsecas de cada persona y en función de ellas, evaluar. 

Por último, me gustaría contarte que a la escuela sí que se viene a ser feliz, porque la felicidad se debe buscar en todos los ámbitos de la vida. He de recordarte que un maestro con tu experiencia conoce muchas realidades educativas. Pues bien, hay muchos alumnos/as que deben salir de sus hogares para ser felices, para ser escuchados, para sentirse parte de esta sociedad y, estimado compañero, a estos niños y niñas les importa un bledo la lista de los Austria, los Borbones y la fotosíntesis. 
Recibe un cordial saludo.
Atentamente 
Francho Lafuente
Maestrico de escuela. 

viernes, 11 de marzo de 2016

SOÑANDO TU OMBLIGO PARA EMPEZAR

Cada mañana, para empezar el día en el aula, leemos un poema y cantamos una canción. Así, generando emociones, de todo tipo, aburrimiento, alegría, entusiasmo, asco, arrancamos la mañana para perseguir el día y alcanzarlo.
Sólo así sé que mi alumnado ha venido a clase, y no sólo a escuchar, también a soñar.